domingo, febrero 10, 2013

Fractura en el unionismo entre demócratas y no-demócratas


El 27.09.2012 el Parlamento aprobó la celebración de una consulta sobre la independencia. Votaron a favor 84 de los 135 diputados, 21 en contra. El 23 de Enero una nueva votación sobre la declaración de Soberanía acabó con 85 si y 41 no. Los votos en contra aumentaron entre una y otra votación. El motivo fue un cambio en el principal partido unionista. A la primera votación el PSOE catalán optó por abstenerse. En la segunda, votó en contra.
El giro ha estado provocado por las órdenes recibidas desde Madrid. El principal partido unionista de Cataluña  se opone a la independencia pero defensa un federalismo. Este federalismo, teóricamente, parte de la base de la soberanía de Catalunya. No te puedes federar si no eres soberano. El PSOE español ordenó, a su sección catalana, votar en contra de la declaración donde se afirmaba que Catalunya podría decidir democráticamente su futuro. 
El mismo PSOE, en su congreso de Suresnes (1974), reconoce el derecho a la autodeterminación de las nacionalidades ibéricas. Era cuando el PSOE estaba al lado de los demócratas y en contra de los franquistas. Las cosas han cambiado. Ahora el PSOE prioriza su españolismo a la democracia. Este giro les ha salido caro.
En primer lugar, hace unas semanas una parte del PSOE catalán se escindió y creó el partido Nova Esquerra Catalana (Nueva Izquierda Catalana). La nueva formación considera que Catalunya tiene el derecho a decidir su futuro.
En segundo lugar una cuarta parte de los diputados socialistas se negaron a votar contra la democracia el 23.01.2013. Volvieron a abstenerse como había hecho su grupo en septiembre de 2012. La respuesta de la dirección del PSOE ha estado condenar la libertad de opinión de sus diputados y… multarlos por expresarla.
Tercero, se han alzado voces a favor de los cinco valientes diputados. La ex consejera Monserrat Tura, ha repuesto a las presiones de un socialista opuesto a la democracia: “ni la dictadura franquista me hizo callar. Tampoco lo harás tú.” Secciones locales del PSOE se han negado a acatar las órdenes recibidas. El PSOE de la importante ciudad de Igualada, por ejemplo, se ha posicionado a favor del sí. A la Diputación de Lleida (Lérida) 2 diputados de los 7 que tiene el PSOE se han posicionado a favor de los 5 diputados demócratas. A la Capital provincial de Girona (Gerona), la máxima dirigente del PSOE se ha posicionado a favor de los 5 diputados demócratas. Se han añadido el grupo socialista de Granollers o algunos alcaldes y un manifiesto signado por un centenar de dirigentes socialistas. El hace poco portavoz del PSOE al Parlamento y ex consejero, Joaquim Nadal, ha dimitido de sus cargos internos.
La división no es entre independentistas y unionistas. El PSOE catalán apuesta claramente por la unidad de España. La división, ahora, es entre los socialistas que han abrazado las conductas franquistas del PP (que los recibieron con un expresivo: “Bienvenidos”) y los socialistas que continúan fieles a la democracia como a máximo valor.
Jordi Vàzquez
@JordiVazquez
Blogger, Autor de  'El moviment nacional escocès'. Miembro fundador de la Plataforma per la Llengua, 'Llengües Vives', 'Synergia-Bulletin about European Nations' (23 ejemplares entre 1997-2004) y ex miembro del sindicato estudiantil BEI, y los movimientos políticos JNC, Plaid Cymru y Celtic League.

0 comentaris:

Publicar un comentario