miércoles, marzo 13, 2013

Los papeles de Salamanca aún no han regresado

Después de años de incumplimientos el Ministro de Cultura español, José Ignacio Wert, se comprometió a que antes del 30 de junio de 2012 el Estado español devolvería a Catalunya la documentación incautada y depositada en el Archivo General de la Guerra Civil Española de Salamanca. Los meses pasan y la documentación que pertenece a personas físicas y jurídicas, que fue incautada como botín de guerra y que deben recibir una vez esté en manos del Gobierno de Catalunya, no llega, y se teme que la historia se repita como ocurrió con el compromiso de la Ministra de Cultura española anterior, en la época de Zapatero, cuando ya estaba todo listo y el Gobierno español detuvo la devolución.
 
¡Quedan para devolver cientos de cajas! Por eso, cuando el 26 de abril de 2012 el Ministro de Cultura manifestó en una reunión con el ministro de Cultura del Gobierno de Catalunya que antes del día 30 de junio se devolvería la documentación incautada depositada en el Archivo General de la Guerra Civil española de Salamanca, respiramos aliviados.
Como venimos de donde venimos (¡años y años de incumplimientos y retrasos!), las palabras de Wert fueron bien recibidas. En este sentido hay que tener presente que la anterior ministra de Cultura ya nos había hecho llegar su predisposición a hacer efectiva la devolución de la documentación, que había sido digitalizada antes de la disolución de las Cortes el mes octubre (hablamos de 86.000 imágenes de documentos, 225 cajas), con lo cual se cumplía el artículo 2 de la Ley 21/2005 que ordenaba el retorno de la documentación en el plazo máximo de tres meses una vez identificada.
 
Finalmente el gobierno del PSOE se desdijo (cabe decir que fuentes del mismo Ministerio de Cultura tuvieron interés de hacerme llegar que la responsable del incumplimiento no era la Ministra, que ya tenía contratada la empresa de transportes, sino la Presidencia del gobierno, es decir, la Moncloa).
 
Han transcurrido suficiente meses desde que Wert se comprometió y el retorno todavía no se ha hecho efectivo. Afirman que sí, que lo devolverán todo, pero los meses van pasando, sumando desprecio, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de documentación que pertenece a personas físicas y jurídicas que la esperan y que deben recibir una vez esté en manos de la Generalitat. Hablamos de desprecio y nos quedamos bien cortos. Es inaceptable dado el significado de la devolución, largamente reivindicada por la sociedad catalana desde hace ya tantos años, que se trata de documentos de ciudadanos que la esperan ansiosos atendiendo a razones personales, familiares, sentimentales y patrimoniales.
 
Y aquí no acaba el asunto. Así como conseguimos de entrada la documentación incautada que pertenecía al Gobierno de Catalunya y la de los particulares en incorporarse a la ley de 2005, quedó fuera la documentación de los municipios, básicamente de Catalunya y de Valencia. Hasta ahora todas las iniciativas que hemos emprendido en este sentido han fracasado. Pero insistimos, sobre todo ahora que algunos de los ayuntamientos (Barcelona, Igualada, Moià, Reus, Sant Joan les Fonts, Sort, Gandesa, Tarragona, Valls, Vic, Sallent, Sant Cugat, Vilanova de Segrià, Vilanova i la Geltrú) la han reclamado. Cierto es que el gobierno español se niega, lo cual no quiere decir que no incurra en contradicciones que debilitan su posición, como que el Ministerio de Cultura el 29 de julio de 2010 devolviera al ayuntamiento de Barcelona documentación municipal requisada con la misma voluntad represora encontrada en el archivo del antiguo Gobierno Civil. El hecho es que el Gobierno español sigue negándose, argumentando que en la ley no se menciona, olvidando sin embargo que el Estatuto (artículo 2) reconoce que la Generalitat está conformada por todas las instituciones catalanas, ayuntamientos incluidos.
En la Comisión de Cultura del Congreso, se volverá a hablar (debates y votación) a instancia de una iniciativa de Esquerra. Retorno inmediato de lo que falta y dialogar sobre la documentación municipal.
 
Joan Tardà
Diputado al Congreso español

0 comentaris:

Publicar un comentario