jueves, abril 25, 2013

Cataluña en el punto de mira interancional

Parece ser que el diario The Times ha iniciado una cruzada mediática en contra de una posible independencia de Catalunya. Hace dos días su editorial clamaba en titular que la separación de Madrid haría como mínimo tanto mal (económicamente) a Catalunya como al resto de España. Unos días antes el mismo medio publicaba un artículo en la misma línea argumentativa del periodista Matthew Parris que llevaba por título un incendiario "Catalunya es una bomba de relojería más grande que Chipre".
Aunque es un hecho holgadamente conocido no estaría de más recordar que el diario The Times es un diario británico de ideología conservadora que tiene al ex-presidente Aznar (PP) como asesor.
Lo que no es tan conocido -seguramente- es que el señor Parris, aparte de periodista, también fue miembro del partido conservador británico. Un hombre con un interesante curriculum, con algunas curiosidades como el hecho de haber recibido una medalla de la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals en manos de la recién traspasada Margaret Thatcher por haberse tirado al río Támesis para salvar un perro. No se trata del típico corresponsal que trabaja en Madrid y que no tiene ni idea de lo que pasa en Catalunya. El señor Parris vivió y trabajó en nuestro país y, por tanto, se le presuponen ciertos conocimientos sobre nuestra realidad. Y digo “se le presuponen” porque es evidente que no los tiene o que por alguna razón no le interesa evidenciarlos.
"El daño que el separatismo catalán puede hacer a lo que quede de España es un argumento contra el separatismo". "Si los separatistas consiguen el referéndum y lo ganan, esto podría devastar toda la región".
Si lo entiendo bien, el Estado español tiene derecho a pensar en sus intereses; Europa tiene derecho a pensar en sus intereses; pero si los catalanes cometemos la osadía de pensar en los nuestros llegará el apocalipsis.
Vamos por partes. Es interesante que una publicación del prestigio del The Times ponga en evidencia que sin Catalunya, el Estado español se hunde. Lo que no me parece tolerable bajo ningún punto de vista es que se nos haga responsables a los catalanes de la viabilidad económica de un país que durante años nos ha asfixiado económicamente. Y me parece igualmente intolerable e irresponsable afirmar con esta rotundidad que a Catalunya, sin España, le iría mal.
Por un lado, este tipo de chantaje psicológico no sólo no funciona con nosotros sino que indigna profundamente a un país que lleva años sufriendo un expolio fiscal sangrante, contribuyendo a la malentendida solidaridad autonómica, intentando encontrar mecanismos de encaje con el Estado español y recibiendo insultos, negativas y malos tratos a cambio.
¿Qué respuesta podemos dar a nuestros trabajadores públicos que ven por tercer año consecutivo como se les recorta el sueldo? ¿Y a las 100.000 familias catalanas que viven por debajo del umbral de la pobreza? ¿Y a los 860.000 catalanes que están en paro? ¿Y a las empresas catalanas que se les niega el crédito para exportar?
Por otro lado, el autor obvia hablar del déficit fiscal que año tras año sufre Catalunya (16.000 millones de euros, el 8% del PIB) o del déficit crónico en infraestructuras que reduce el potencial económico del país. Sin esta losa encima Catalunya no sólo no debería limitarse a sobrevivir, como apunta la Editorial del The Times, sino que sería una economía media dentro de la Unión Europea, con un sistema de bienestar homologable al que pueden tener los ciudadanos holandeses o daneses.
El problema sobre la futura viabilidad económica de España en el caso de que nosotros nos independizáramos la tendría el Estado español y la Unión Europea, no Catalunya. No es justo responsabilizarnos de ello, sobre todo cuando los catalanes nos esforzamos en hacer los deberes, ajustar los presupuestos y ganar competitividad. Cada uno es responsable de sí mismo, y entre todos debemos hacer posible el bienestar común. Catalunya quiere contribuir a las arcas europeas tal y como le correspondería. Porque estamos convencidos de que Bruselas, con todos sus problemas e imperfecciones, administra mejor los recursos que Madrid. Por lo menos a los catalanes nos da mucha más confianza su sentido de la justicia y la democracia.
La preocupación internacional debería poner más énfasis en presionar al Estado español para que haga sus deberes, se pacte la celebración del referendo en Catalunya y se busquen medios para permitir que se ejerza el derecho a decidir en un territorio donde la mayoría de la población está pidiendo a gritos poder votar para decidir su futuro.
¿No sería mucho más sencillo insistir en la necesidad de pactar, negociar y llegar a acuerdos, que amenazar con la quiebra económica y financiera de toda la Península Ibérica

Lean este artículo en inglés, alemán e italiano

Elisabet Nebreda, 
Cesc Iglésies,


Cesc Iglesies e Isabel NebredaVicesecretario General de Acción Política y Secretaria Nacional de Política Internacional
E
squerra Republicana de Catalunya (ERC)

1 comentaris:

  • MAYTE VI says:
    13 de mayo de 2013, 23:22

    A vuestra frase "¿No sería mucho más sencillo insistir en la necesidad de pactar, negociar y llegar a acuerdos, que amenazar con la quiebra económica y financiera de toda la Península Ibérica? " mi respuesta es: LLevamos muchisimos años intentandolo y siempre la respuesta es la misma: NO.
    España no negocia ni negociara nunca. son incapaces de algo asi SOLO SABEN INVADIR Y EXPOLIAR. Unicamente nos queda una opcion para poder sobrevivir: LA DECLARACION DE INDEPENDENCIA UNILATERAL y con caracter de Urgencia, ya que cuanto mas se retrase, mayor numero de las "herramientas de Estado" que hemos tardado tanto en contruir, seran destruidas por España.
    España quiere que los Catalanes mueran o emigren y depejen Catalunya para asi ser mas facil reconquistarla. Necesitamos La Independencia ja!!! antes de este verano del 2013 para asi empezar a reconstruir nuestra economia y en un año o dos empezar a ver los resultados. Pero aqui las personas ya no pueden aguantar mas, sin salario sin sanidad ni prestaciones quecada dia son recortadas mas y mas y con un gobierno que tiene miedo a hacer la D.U.I.

Publicar un comentario