viernes, abril 26, 2013

El derecho a decidir de los catalanes y la votación del Parlamento de Catalunya del 13 de marzo de 2013


El Parlamento de Cataluña ha dado un paso más en el camino que seguimos los catalanes para conseguir ejercer el derecho a decidir. Ha sido una resolución que ha conseguido el voto favorable de 104 diputados de los 135 que tiene el Parlamento y 3 abstenciones críticas. Y este es un hecho muy importante.
Pero ¿Por qué es importante esta nueva votación del Parlamento si esta misma institución, el 26 de enero de 2013, aprobó la Declaración de Soberanía y el derecho a decidir del pueblo de Catalunya? Lo es por varios motivos que podemos resumir en los siguientes puntos:

- Porque ha conseguido sumar una nueva fuerza política en la mayoría parlamentaria que ya reclamaba ejercer el derecho a decidir, el derecho a votar democráticamente. A CiU, ERC, Iniciativa per Catalunya y Candidatura de Unidad Popular se les ha sumado el Partido Socialista. Una votación que ha dado el resultado de 104 votos favorables y 3 abstenciones críticas de las CUP por discrepancias en la conveniencia de esta nueva votación. Es el resultado favorable del 77% del Parlamento con la CUP incluida.


- Porque estos 104 diputados, más las 3 abstenciones críticas, representan a un total de 2.625.230 ciudadanos. El 72,19% de los votos emitidos en las últimas elecciones al Parlamento de Catalunya del 25 de noviembre de 2012 en las que participaron 3.668.310 ciudadanos que es el 67,76% de participación electoral de un censo de 5.413.769.


- Porque ha quedado en evidencia, una vez más, que los 27 votos de los diputados contrarios a permitir que los catalanes puedan ejercer el derecho democrático de votar, representan una minoría muy ruidosa de la sociedad, el 23%, 446.688 ciudadanos. Son los votantes de los PP y Ciutadans.


- Porque esta votación ha permitido que los socialistas catalanes se puedan incorporar al proceso por el derecho a decidir sin quedar marginados. Se han incorporado al lugar que nunca deberían haber abandonado.


- Porque una vez más, como ya se hizo en la Declaración de Soberanía, se ha planteado como primera opción el diálogo con España para poder ejercer el derecho a decidir de común acuerdo con ellos. Una Declaración que proclamaba como principio de actuación, y cito textualmente: "Diálogo. Se dialogará y se negociará con el Estado español, las instituciones europeas y el conjunto de la comunidad internacional ".


- Porque necesitamos cargarnos de razón para conseguir el apoyo internacional si España nos niega el derecho a votar. Y sólo conseguiremos dicho reconocimiento internacional si dejamos claro que a pesar de intentar una y otra vez el diálogo con el Estado español éste ha dado la espalda a los catalanes.


- Porque nos hace falta, en primer lugar, una amplia mayoría para ejercer el derecho democrático a votar sobre qué relación política queremos tener con España.



Desde España se presenta el ejercicio democrático del derecho a decidir como un atentado a la indivisible unidad española y por tanto un derecho imposible de ejercer. Porque para ellos, por encima de los ciudadanos catalanes está el cuerpo etéreo de España. Un planteamiento defendido por todo el abanico político español. Un planteamiento que resumen diciendo: derecho a decidir igual a independencia.

Ya me gustaría que fuera eso, pero no lo es. Y los que creemos que la mejor opción para los catalanes es tener un estado propio debemos ser consciente de que votar no significa ganar.

Porque una manera de conseguir frustrar la consulta es haciendo que no se consiga el quórum que seguro exigirá. Un quórum que sólo será posible si votan los que quieren el estado propio, una España federal y los que quieren seguir siendo una comunidad autónoma o menos.

Y es este primer objetivo lo que tenemos que conseguir: el quórum.
Por eso es irritante oír y leer los comentarios de los ultranacionalistas catalanes que tachan de traidores y cobardes a todos aquellos que no declaran la independencia ahora mismo. A ellos debemos preguntarles: Y... ¿Al día siguiente de la Declaración Unilateral de Independencia, que ellos escriben con el acrónimo de DUI, que haremos? ¿Quién nos reconoce? Porque no somos ni Kosovo con la OTAN detrás, ni Lituania con los países bálticos con una Unión Soviética en descomposición.

Necesitamos sumar y esta votación ha sido un paso más.

Jordi Colomines
Del mismo autor:

0 comentaris:

Publicar un comentario