miércoles, abril 17, 2013

España se emplea a fondo contra el proceso soberanista catalán


El Centro Nacional de Inteligencia de España actúa infiltrándose en entidades soberanistas, y poniendo al alcance de medios de comunicación afines, información y dossieres exentos de cualquier rigor en el proceso de investigación en el supuesto que la haya habido.
El CNI se acerca sigilosamente a las organizaciones soberanistas e irrumpe en las redes sociales, con el objetivo de recopilar información y difundirla de forma distorsionada, para alimentar la sensación de inseguridad física, social y económica, y generar tensiones artificiales programadas entre la población catalana.
El único fin que persigue el CNI es dinamitar el proceso hacia el derecho a decidir del pueblo catalán, y romper así la ilusión de un movimiento soberanista con el cual se identifican cada vez más personas.
Sin duda alguna el Gobierno español tiene el convencimiento que la mejor arma para frenar el proceso soberanista catalán es provocar enfrentamientos internos promoviendo la difamación y generando confusión, en definitiva recurriendo al juego sucio. El propio Manuel Millan Mestre, periodista y expolítico del PP, en 8TV declaró: "yo que no soy independentista, ni tan solo sospechoso de serlo... el juego sucio de España para acabar con el proceso soberanista es cada vez más evidente". También menciono el uso de artimañas para evitar la intervención de los Mossos d’Esquadra en determinados procesos judiciales.

El reciente escándalo de espionaje en Cataluña responde a la necesidad del CNI de realizar una voladura controlada para impedir la participación de la policía catalana en la investigación del caso Metodo3. El uso de la justicia contra Catalunya se evidencia cuando, pese a las numerosas filtraciones que hablan de dosieres sobre espionaje a gran parte de la clase política catalana, no es admitida a trámite la denuncia por espionaje que presentaron
Josep Lluís Carod-Rovira y Joana Ortega, exvicepresidente y vicepresidenta del Gobierno de Catalunya.
Algunos medios de comunicación también forman parte del engranaje de este juego sucio, sin un mínimo de rigor periodístico, relegan a un segundo plano la noticia para publicar, bajo rimbombantes y chapuceros titulares, contenidos basados en dosieres filtrados y que son de su agrado.
El juego sucio del Gobierno español contra Cataluña se ha reactivado desde hace unos meses con especial virulencia y promete encrudecerse, todo vale con tal que el proceso soberanista catalán aborte.
¡El pueblo catalán sí tiene derecho a decidir!

0 comentaris:

Publicar un comentario