lunes, abril 15, 2013

Orgullosa de ser catalana



Soy independentista desde que era adolescente, siempre con las ideas muy claras sobre cual quería que fuera el destino de mi país. Mi padrino siempre me decía que era una revolucionaria, ¡de hecho aún me lo sigue diciendo! A lo largo de todos estos años mostrar mis ideas y mis anhelos ha sido muy duro. Sin embargo, siempre he llevado Catalunya en el fondo de mi corazón fuera donde fuera.

En la escuela me hacían hablar en castellano, en la universidad todos mis libros eran en castellano, para buscar trabajo mi currículum también debía estar en castellano, como abogada también tenía que dirigirme al juez en castellano. ¿Por qué? Yo soy catalana y mi lengua materna es el catalán, por lo tanto no debería haber ninguna razón para todo este sin sentido de hacerme usar el castellano. Pero desgraciadamente mi país está atrapado en una telaraña conservadora-destructiva tejida por el Reino de España y su Gobierno. Es muy espesa, creedme. Además nos han sido sofocando, asfixiando, exprimiendo y oprimiendo durante casi 300 años para secarnos. ¡Afortunadamente pertenecemos a una nación fuerte y nos las hemos podido manejar para sobrevivir!

He viajado bastante y allí donde iba siempre decía que era catalana. Mi marido es inglés, del condado de Surrey, y toda su familia y amigos saben que yo soy catalana, no española... Siempre he pensado que nosotros, los catalanes, debemos ser nuestros embajadores y hacer que el mundo conozca nuestra existencia.

Porque Catalunya no es España, nunca lo ha sido y nunca lo será. Nuestra historia y nuestras tradiciones son demasiado diferentes para estar conectadas. Nuestro Parlamento es el más antiguo de Europa y nuestro sistema legal tiene sus raíces en la Edad Media. Hablamos dos lenguas completamente diferentes. Nosotros somos de mente abierta, trabajadores, siempre miramos adelante y somos un país de acogida. Tenemos nuestra manera de hacer las cosas: la manera catalana.

Tras la manifestación por las calles de Barcelona el pasado 11 de septiembre pidiendo la independencia, las cosas han cambiado: ¡ahora mi país tiene un futuro! Lo podemos ver claramente. Nadie puede detener un clamor pacífico como el del pueblo catalán, si alguien lo hiciera no sería democrático. Afortunadamente, "ellos" no han conseguido matar ni a nuestra nación ni a nosotros el pueblo, ni la cultura ni tan siquiera nuestra lengua. Estamos bien vivos, positivos, esperanzados y embravecidos! Allí donde vas puedes ver señeras esteladas (nuestra bandera nacional) y han surgido muchas asociaciones de voluntarios para que podamos ser independientes. Yo misma soy miembro activa de una de estas asociaciones sin ánimo de lucro.

Nuestro primer objetivo fueron las elecciones del 25 de noviembre. Teníamos que votar para enseñar a todo el mundo que ya teníamos suficiente. España y su gobierno intentaron asustarnos y amenazarnos utilizando su viejo discurso del miedo. Pero juntos como nación fuimos lo suficientemente fuertes para hacerlos callar. Aquel domingo los votantes dibujamos una parlamento independentista: la cámara terminó pintada con los colores de nuestra bandera nacional independentista (La estelada). Nosotros, los catalanes, lo hicimos posible.

Y entonces, a por el siguiente objetivo, ya no hay vuelta atrás: habrá un referendo, tanto si España quiere como si no. Vivimos en el siglo XXI, en un mundo democrático, ¿no? Y después de él podremos tomar nuestras propias decisiones y empezar a construir nuestro nuevo estado en Europa. Entonces el mundo entero tendrá que escuchar nuestro clamor.


España intentará hacernos callar pero nuestro propósito es suficientemente fuerte para sobrevivir. Todos sabemos que será un camino largo, realmente difícil pero ¡valdrá la pena!

Deseo que haya un nuevo mañana y un mejor futuro para mis hijos, para mis nietos y para las generaciones venideras, donde todos podamos estar orgullosos de ser catalanes. Porque yo estoy orgullosa de ser catalana.

Mi esperanza: el futuro que vendrá.

Mi sueño: la libertad de mi país.

Mi deseo: Catalunya un nuevo estado en Europa



Judit Clarasó
@JuMoonish


 

0 comentaris:

Publicar un comentario