domingo, abril 28, 2013

Respuesta a The Times por ex asesor del FMI y del Banco Mundial


Al editor del The Times:

Apreciado Sr./Sra.,

Su reciente artículo, “Mas Uprising. Splitting from Madrid would hurt Catalonia at least as much as it would Spain”, afirma que los catalanes lamentarían su independencia de España porque Cataluña tiene responsabilidad compartida con la inmensa deuda de España. Sin embargo, a pesar de que Cataluña tiene la deuda más elevada en términos absolutos (pero no sobre una base per cápita) de todas las comunidades autónomas de España, es sólo equivalente a un 25% de su PIB. Este nivel está por debajo del límite de deuda acordada por los países de la Unión Europea (60%) y se encuentra entre uno de los más bajos entre los países europeos – desde luego por debajo del nivel del Reino Unido.

Además, la deuda acumulada a fecha de hoy se atribuye precisamente a la falta de control que tiene Cataluña sobre sus ingresos fiscales (95% del cual va a parar al gobierno central en Madrid). No tenemos competencias sobre el nivel de presupuesto, somos asignados, lo cual es mucho menos de lo que pagamos y de lo que resulta un déficit estructural de cerca del 8% de nuestro PIB (más elevado que el de cualquier otro gobierno federal de la Europa de occidente). Tampoco tenemos control de los ingresos recibidos. Cataluña es rica porque somos un país que ahorra y exporta, incrementándose las exportaciones fuera de España. Por consiguiente una Cataluña independiente controlando tanto sus ingresos como sus gastos no supondría ningún problema para saldar su deuda.

La cuestión que suscita su artículo sobre la viabilidad económica debería ser preguntada a España y no a Cataluña. España ha recibido acerca de unos 130 billones de euros de contribuciones libres de la Unión Europea, o más, pero su mala gestión económica le ha llevado a cargar con una deuda de cerca del 90% de su PIB. Entre otras inversiones financieras insostenibles, España ha desarrollado la mayor red de trenes de alta velocidad de Europa. Es cierto que los turistas británicos pueden disfrutar de un nivel de servicios no disponible en el Reino Unido cuando utilizan los trenes españoles, pero los elevados costes que requieren estos trenes son financiados en gran parte por Cataluña y por la Unión Europea, de la cual el Reino Unido es miembro contribuyente.

 


 

Vicenç Ferrer

Ex asesor del Fondo Monetario Internacional
Ex economista principal del Banco Mundial
Fundació Catalunya Estat

Inglés

 

0 comentaris:

Publicar un comentario