lunes, mayo 13, 2013

Historia del Catalanismo (I)



El catalanismo constituye el nacionalismo catalán; un movimiento no homogéneo de reivindicación política y cultural de Catalunya (No es homogéneo porque expresa diferentes opciones de autogobierno de Catalunya)
Muchos no deben entender cómo es posible que pudiera aparecer un nacionalismo catalán en el siglo XIX como en otros países europeos y como es posible que lo hiciera en una nación como España. La respuesta es que en este siglo XIX es un conjunto nacional no uniforme. Catalunya había perdido sus constituciones y libertades en 1714, pero España no había podido hacer una asimilación nacional de ella por diferentes motivos económicos y sociales. Durante el nacimiento y desarrollo de los estados liberales en España se dieron guerras civiles (Las Guerras Carlistas) entre los partidarios del absolutismo y los partidarios del liberalismo, y las Constituciones liberales fueron tan efímeras que no pudieron hacer un desarrollo de la identidad nacional española hasta a partir de la mitad del siglo XIX. Pero entonces ya se había originado el nacionalismo catalán, también como consecuencia de una gran modernización industrial en Catalunya. En este contexto de la mitad del siglo XIX y con los principios liberales políticos y económicos el Catalanismo se desarrolló y continuó hasta nuestros días.

 
Valentí Almirall y Llozer (1841-1904)
nació en una familia de comerciantes; estudió filosofía y derecho en la Universidad de Barcelona y llegó a dominar el latín y el griego clásico, el francés, el inglés, el italiano y el alemán. Durante la revolución de 1868 dirigió el Club de los Federalistas (De 1868 a 1881 militó en el Partido Republicano Democrático Federal) y publicó unas bases para la Constitución Federal de la Nación Española y para la del Estado de Catalunya.
Un año más tarde, en 1869, fundó el Estado Catalán (julio de ese año en Barcelona. En el año 1873 en Madrid). Asimismo intervino en la revolución de septiembre en Barcelona y, fracasada ésta, fue encarcelado en las Islas Baleares donde se evadió con otros presos. Fue amnistiado a finales de año.
En abril de 1870 luchó contra las Quintas (Revuelta popular de oposición a la llamada del Gobierno que obligaba a los mozos a servir dentro del ejército). Más tarde se convirtió en uno de los fundadores del semanario La Campana de Gracia (La revuelta había tenido un amplio eco en la villa de Gracia y durante el conflicto la campana continuó sonando).
En el año 1878 fue uno de los fundadores del Ateneo Libre y publicó Los escritos catalanistas. El 4 de mayo de 1879 fundó el primer diario en lengua catalana ( El Diario Catalán), que duró hasta 1881. En el año 1880 organizó el I Congreso Catalanista. En el año 1883 el Centro Catalán, nacido en 1882 por iniciativa de Almirall, organizó el II Congreso Catalanista.
Los congresos catalanistas eran asambleas políticas para debatir el ideario del nacionalismo catalán. En el primero salió la idea del Centro Catalán, el proyecto de fundación de una academia de la lengua y la defensa y desarrollo del derecho catalán. En el segundo, se condena la dependencia de la política catalana respecto a la española.
Almirall intervino en la redacción de la Memoria en defensa de los intereses morales y materiales de Catalunya que se presentó al Rey Alfonso XII en 1885. Este Memorial de Agravios fue presentado por entidades económicas y culturales catalanas que defendían el comercio y el derecho civil catalán.
En el año 1886 edita Lo Catalanisme, libro donde se explicaban los motivos y los fundamentos científicos del catalanismo y las soluciones prácticas por parte del nacionalismo catalán.

Francesc Bonastre i Santolària.

1 comentaris:

  • Francesc Bonastre says:
    25 de mayo de 2013, 07:23

    Evidentemente, Almirante es una mala traducción de Almirall.

Publicar un comentario