miércoles, junio 19, 2013

Guerra, Represión y Exilio (II)




La Guerra Civil Española, que se dio entre 1936 y 1939, fue producida por una revuelta militar en contra de la II República Española. Como consecuencia de este acto España quedó separada en dos partes, una afín a la república y otra bajo las órdenes de los militares sublevados. Pero la Guerra Civil también fue una guerra social, ya que en parte produjo una revolución social como consecuencia de la revuelta militar que desarrolló en parte en una pérdida del poder institucional republicano y el acceso al poder del movimiento anarquista que luchó por la República.

Josep Sunyol i Garriga (1898-1936): De familia acomodada de comerciantes. Estudió la carrera de derecho en la UB y se licenció en 1920. En 1925 se hizo socio del Fútbol Club Barcelona (FCB) y, en 1928 se incorporó a la directiva del club. En 1927 colaboró en el diario La Nave de Rovira y Virgili y, en 1929 impulsó y colaboró en La Nave de los deportes, un semanario deportivo catalán vinculado al anterior.


De 1929 a 1930 fue el presidente de la Federación Catalana de Fútbol. Sunyol se había vinculado a Acción Catalana, y al marchar Rovira para fundar Acción Republicana en 1930, él continuó en el partido y fundó La Rambla como diario que difundía el lema “Deporte y ciudadanía”, pero fue suspendido en abril de 1930 y reapareció como La Rambla de Cataluña, que hablaba de temas como la revisión de la causa del Garraf, la amnistía para presos y exiliados, etc.


En 1931, proclamada la II República Española y de cara a las elecciones de junio, Sunyol se dio de baja de Acción Catalana Republicana (Unión de Acción Catalana y de Acción Republicana) y se mantuvo en la candidatura de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). Logró ser diputado en las Cortes de la República Española (1931-1933) y fue miembro de la minoría catalana. En 1933, volvió a ser elegido diputado de ERC.


De 1933 a 1934 fue presidente de Real Automóvil de Cataluña. En 1934 fue elegido presidente del FCB - rehusó por motivos de salud- y en 1935 volvió a ser elegido y ejerció el cargo hasta su muerte. Al inicio de la Guerra Civil (julio de 1936) se desplazó a Valencia, Madrid y Guadarrama con la intención de visitar el frente y difundir ánimos a los combatientes republicanos, pero fue detenido por los franquistas. Sunyol y dos de sus acompañantes fueron fusilados de manera inmediata sin ningún tipo de juicio previo.

 

Bibliografía:

1.    Josep Sunyol. El otro presidente fusilado (1996) de Solé y Sabaté.

2.    Sunyol, el presidente fusilado del Barça (2011) de Carlos Llorens.

3.    Josep Suñol i Garriga, vivir y morir por Cataluña (2.011) de Jordi Badia.

 

Francisco Bonastre

0 comentaris:

Publicar un comentario