martes, septiembre 10, 2013

La Cataluña soberana se ha despertado.





La Cataluña soberana se ha despertado de una larga e impuesta pesadilla. Las intermitencias en las cuales se podía saborear la libertad se han alargado en el tiempo, y la ciudadanía catalana camina hacia sus más antiguas y anheladas reivindicaciones: la recuperación de los derechos y libertades arrebatados hace 300 años, el derecho a decidir su continuidad en el Reino de España, y su reconocimiento como estado independiente.

Después de 300 años la relación de Cataluña con respecto a España no es más que el resultado de una anexión forzada, perpetuada en el tiempo mediante cobardes mandatos del Estado Central. La cultura y la lengua catalana son víctimas todavía hoy en plena democracia de ataques sistemáticos por parte del gobierno español, y la ciudadanía catalana insultada y amenazada por las autoridades españolas y muchos de los mal llamados conciudadanos del resto de España.

Si me preguntáis desde cuando me siento catalana, sólo puedo responder que desde siempre. Si me preguntáis desde cuando reclamo una Cataluña soberana de pleno derecho, debo responderos que desde siempre. Si me preguntáis desde cuando me siento menospreciada e insultada por ser catalana, os responderé también que desde siempre.

No es que tenga la mayoría de edad, no es que haya madurado, no es que se me antoje el divorcio, ¡no! Simplemente es que deseo que a este pequeño país, que tanto amo, le sea reconocida la libertad.

El Antiguo Régimen ha muerto, el imperio se ha hundido, y la dictadura ha sido desplazada por la democracia. Es por ello que os digo a las gentes nostálgicas de estos modelos de Estado impropios del siglo XXI:

- ¡Visca Catalunya Lliure!

- ¡Visca Catalunya Estat Independent!



Núria Juanmiquel Rovira
Setembre 2013 Badalona

0 comentaris:

Publicar un comentario