domingo, septiembre 29, 2013

Persecución en toda regla del catalán en las Islas Baleares




El decreto de lenguas publicado el 19 de abril de 2013 que el gobierno balear pretende aplicar en las escuelas de primaria y secundaria de las Islas Baleares no puede interpretarse más que como un ataque frontal a la enseñanza del catalán en este territorio.


El llamado TIL, decreto que promueve el tratamiento integrado de lenguas, defiende el uso en la escuela de catalán, castellano e inglés por igual. Ello ha obligado a los colegios e institutos de las islas a modificar los proyectos lingüísticos propios de cada centro, que responden a las necesidades de cada comunidad reforzando en cada caso la lengua menos favorecida, y que son además aprobados por el Consejo Escolar de cada centro, formado por docentes, alumnos, padres y personal no docente. Al darse la circunstancia de que el catalán es en la mayoría de los casos la lengua más necesitada de enseñanza, el hecho de tener que incrementar la presencia de las otras dos lenguas reduce las posibilidades de aprendizaje del catalán.


Otra circunstancia es la rapidez con la que el gobierno balear ha ordenado su puesta en vigor: el curso 2013-2014, con lo que muchos centros educativos no han podido preparar adecuadamente ni sus recursos ni a sus alumnos y profesores.


Tres directores de institutos de Mahón que se han opuesto a modificar sus proyectos lingüísticos han sido suspendidos de empleo y sueldo. Pero no son sólo 3 los centros que se han negado a abandonar el catalán como lengua vehicular; muchos otros en Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera no han querido contravenir lo aprobado por sus consejos escolares como les instaba a hacer la Consejería de Educación, y se han declarado en huelga con el apoyo de toda la comunidad educativa. El sindicato STEI, mayoritario en este ámbito, ha declarado que “con la ley en la mano, podemos afirmar que estos directores han cumplido la normativa vigente y nada justifica esta actitud desproporcionada, injusta y presuntamente ilegal que la Consejería ha emprendido contra los directores”.


El Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares suspendió el decreto de manera cautelar el 6 de septiembre, pero el gobierno de las islas publicó al día siguiente un decreto ley para que se aplicara durante el curso vigente. Los decretos ley están previstos para situaciones de extraordinaria y urgente necesidad. De momento, pues, la huelga continua y con un seguimiento importante en las islas.







0 comentaris:

Publicar un comentario