martes, diciembre 17, 2013

Aznar compara el referéndum democrático catalán con la banda terrorista ETA





El ex presidente del Gobierno español José María Aznar ha equiparado el referéndum de autodeterminación democrático catalán con la organización terrorista ETA por considerar que ambos suponen un intento de destruir "el pacto de convivencia" que representaría la Constitución de 1978. Aunque el presidente de honor del PP y de la FAES cree que "España no se romperá", apunta a "importantes fracturas" en la sociedad catalana y cree que "es hora de decir que Cataluña nos importa".

En un acto celebrado en Granada, organizado por la Fundación Luis Portero –el fiscal superior de Andalucía asesinado por ETA en octubre de 2009– y financiado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), el ex presidente impartió una conferencia junto al ex magistrado español en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo, Francisco Javier Borrego. El título de las jornadas era 'Por un final de ETA sin impunidad', y su tema central, la doctrina Parot.

Aznar enlazó la lucha por un final de ETA "como victoria política de la democracia" con la nueva "estrategia de destrucción" del "pacto de convivencia" de la Constitución que para él supone el anunciado referéndum catalán. Valoró como "las fuerzas", por los nacionalistas, a las que la Constitución "extendió su voluntad integradora con mayor generosidad" con "las que apuestan por acabar con ella".

Así, aunque no mencionó en ningún momento al actual Gobierno de Mariano Rajoy, insistió en como "debemos decir que Cataluña nos importa", y estar "detrás de las instituciones" en su respuesta, puesto que entiende que está en juego "la integridad de la Nación y continuidad histórica y democrática". 

Sobre Parot, Aznar sobre todo valoró que los excarcelados "no han condenado ni ese crimen", en referencia a la muerte de Luis Portero, cuya figura glosó para arrancar su intervención, "ni ninguno de los otros cometidos por la banda terrorista", por lo que entiende que "justifican la violencia y exaltan a sus autores".

Si fue muy dura, citándolo directamente, con el gobierno de Rajoy la viuda de Portero, Rosario de la Torre, que abrió las intervenciones con un repaso de las actuaciones que a su criterio y el de "las víctimas" pudo acometer el Estado durante el desarrollo de la causa de Inés del Río ante el tribunal de Estrasburgo. Consideró al actual presidente "cómplice" de la "hoja de ruta" marcada por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, al que acusó de "negociaciones y concesiones" a la banda terrorista.

La intervención del magistrado Borrego, actualmente jefe de los abogados del Estado en el Tribunal de Cuentas, consistió en un repaso de los fallos que, a su criterio, se cometieron tanto en las dos sentencias de Estrasburgo sobre el caso Inés del Río como en la aplicación de la misma para liberar a los etarras y otros delincuentes afectados por la aplicación de Parot. Tanto él como de De la Torre apuntaron al papel del magistrado que en 2007 puso el gobierno socialista para sustituirlo, Luis López Guerra.

El acto lo aderezó una concentración de Stop Desahucios Granada a las puertas del Colegio Mayor Albayzin, del Opus Dei. Alrededor de medio centenar de activistas se concentraron en el estrecho margen de calzada que les permitía la Policía Nacional, con un gran despliegue de seguridad, para reclamar a Aznar, como asesor de Endesa, suministros gratis para las familias andaluzas en riesgo de exclusión, dentro de la campaña en ese sentido que llevan semanas desarrollando dirigida, en realidad, a la Junta de Andalucía.

0 comentaris:

Publicar un comentario