domingo, diciembre 22, 2013

Entrevista a Jordi Vàzquez, editor de Help Catalonia

A la mayoría su nombre nos es indiferente, aunque a menudo leemos lo que airea en cinco lenguas más allá de nuestras fronteras. Jordi Vázquez (Barcelona, 1971) es el editor de Help Catalonia, una web y una comunidad de voluntarios fundada en 2010 por seis personas que tuiteaban en inglés en defensa del derecho a la autodeterminación de Cataluña. De usuarios de Twitter pasaron a convertirse en una plataforma digital, con una extensa red de colaboradores, que explica al mundo qué ocurre entre Cataluña y España en inglés, francés, alemán, italiano y español. ¡Seguro que habéis oído hablar de ella!


¿Quién está detrás de Help Catalonia?:
Voluntariado. Ahora somos más de 60 colaborando en ella.

¿Y no hay ningún partido detrás?
Ninguno. Rechazamos posicionamientos políticos, somos un movimiento transversal, y tampoco queremos ayudas externas. Esto nos está limitando porque si dispusiéramos de recursos económicos el mensaje sería más potente y podríamos hacer más campañas internacionales. Quizá estudiaremos la posibilidad de pedir microdonaciones a la ciudadanía.

¿Qué le interesa a la prensa internacional del proceso catalán?
Las amenazas españolas. Que un Estado prohíba la voluntad democrática de un pueblo es noticia porque hacía más de medio siglo que no pasaba en la Europa occidental. Les interesa, por ejemplo, la legitimación de la violencia por parte del vicepresidente del Parlamento Europeo, la supremacía lingüística, la intervención brutal del Estado español en Cataluña, la impunidad con que se asesinó a Guillem Agulló o que doce jueces recortaran el Estatuto catalán aprobado democráticamente. Lo que menos interesa es el expolio fiscal. De hecho, la prensa internacional cree que el expolio comenzó con la crisis.

¿Por qué no interesa el expolio?
Porque piensan que no es una cuestión que justifique una secesión. Pero es que tampoco es cierto que el conflicto entre España y Cataluña sea únicamente por el expolio fiscal.

¿Tiene contacto con los corresponsales extranjeros que informan desde Madrid?
Menos de lo que quisiéramos porque su voluntad, en general, es la de no es escuchar las dos partes. Hay que tener mucho valor para escribir sobre Cataluña desde Madrid, sobre todo cuando el mensaje de la prensa española es unánime. Sus artículos son los que lee el corresponsal y los que, a menudo, copia. Para ir e influir necesitaríamos recursos. De momento, para la Diada atenderemos equipos de prensa extranjera que ya han contactado con nosotros.

¿Qué batalla habéis ganado?
Sobre todo, la de la terminología. Hemos introducido términos en cinco lenguas que han cuajado fuera y comienzan a ser utilizados en algunos periódicos, como 'unionismo' y 'terrorismo español'.

¿Qué países y regiones son más favorables al proceso?
Gibraltar lo es mucho y es nuestro puente de entrada a Londres. Entre los que son más favorables también destacan Escocia, Irlanda, Kosovo, Polonia y los Estados Unidos - donde el españolismo está muy mal posicionado y muchos Estados no admiten la oficialidad del español. Cada vez tenemos más simpatizantes.

¿El Estado español se lo ha tomado suficientemente en serio?
No debemos cometer el error de menospreciar al enemigo, es un adversario brutal que se puede gastar 25 millones de euros en dos helicópteros militares, lo que, por cierto, no gusta nada a los alemanes. Ésta es una batalla de David contra Goliat pero con pocos recursos los podemos tumbar, porque no han buscado complicidades, la diplomacia española es muy arrogante. Allí donde España tiene un enemigo nosotros tenemos un aliado potencial. ¡Y tienen muchos !

¿Estáis en el punto de mira de los servicios de espionaje españoles?
Tomamos medidas para que, si lo estamos, no nos afecte. Help Catalonia está fuera del Reino de España y, por tanto, podrá funcionar autónomamente en caso de que decidan ocupar militarmente Cataluña.

¿Cómo puede colaborar un ciudadano con Help Catalonia?
En nuestra página web hay un formulario donde pueden dejar los datos, que son tratados de forma confidencial, y explicarnos las aptitudes que tienen para determinar en qué campo pueden ser más útiles a la causa.

¿Twitter y las nuevas plataformas digitales han hecho visible un grito que estaba silenciado?
Absolutamente. Han sido claves.
¿El proceso catalán puede ser, entonces, el primer proceso independentista 2.0?
Es una buena definición. Ciertamente, el 2.0 ha dinamitado la estructura clásica de las organizaciones políticas. Y en Cataluña, a diferencia de Escocia, hay muchos movimientos independentistas no organizados que aprovechan las redes sociales.

¿Qué campo queda por explorar?
Las grandes campañas de agitación internacionales. Hacen falta acciones contundentes para buscar simpatías porque las manifestaciones y las cadenas humanas acabarán agotando. Nuestra máxima es hacer amigos en el mundo, de todos los bandos, para tener el apoyo necesario cuando llegue el momento. Hacemos diplomacia civil, porque el independentismo catalán sufre cierta arrogancia y, históricamente, no ha buscado complicidades.


Entrevista: Meritxell Doncel

Catalán

0 comentaris:

Publicar un comentario