viernes, diciembre 20, 2013

Procedimiento del déficit excesivo en la UE y su aplicación en Cataluña

La UE ha definido una política comunitaria para lograr unas cuentas públicas saneadas y sostenibles, pero España no sabe salir de la crisis porque miente e incumple con la UE, no sabe construir una economía moderna del siglo XXI y condena a su pueblo a la miseria. Por el contrario, Cataluña es una sociedad dinámica, netamente exportadora y orientada al mundo, que está realizando un esfuerzo intenso para reequilibrar las cuentas públicas y podría impulsar aún más la economía si dispusiera de estructuras de Estado propias. El Gobierno español miente cuando culpa a la Generalitat de Cataluña y a otras regiones del incumplimiento del déficit: las autonomías representan el 35% del gasto público total aunque se encargan de las dos mayores partidas de gasto: sanidad y educación.

Europa fija unos objetivos de déficit y deuda respecto al PIB de entre el 3% y el 60%, respectivamente. España se aproxima al 10% de déficit y el 100% de deuda. La UE, tras suavizar sus exigencias iniciales, pide a España unos déficits inferiores al 6,3%, 4,5% y 2,8% para el 2012, 2013 y 2014. El del 2012 ya se ha incumplido, y los de los dos próximos años van por el mismo camino.
El modelo económico no genera crecimiento para poder devolver la deuda contraída, vertiendo el país a la intervención de la UE primero, y a la quiebra y posible quita posterior, que afectará directamente el Fondo de Reserva de las Pensiones. El modelo extractivo y especulativo español ha generado una deuda pública en 2013 de € 22.172 por persona (€ 88.869 por familia con dos hijos).

El déficit de España se reparte entre las diferentes administraciones públicas. El Estado Español impone una distribución discrecional del déficit permitido: 71'4% para el gobierno central mas la Seguridad Social, un 23'8% para las Comunidades Autónomas y un 4'8% para las entidades locales, mientras que el gasto que gestiona es del 51%, 35'7% y el 13'6% respectivamente.
Con un reparto más justo del déficit Cataluña hubiera podido financiar 1.392 M € más de gasto durante el 2012 y reducir recortes, con un déficit del 2,2% del PIB y un endeudamiento total de 4.367 M €.

Una Cataluña Estado podrá aplicar su propio modelo de crecimiento y cumplir con los criterios de la UE, aumentando sus ingresos de 30.000 M € a 70.000 M € en 2 o 3 años, con una prima de riesgo alrededor de 140 puntos y una calificación de entre AA y AAA (valores similares a los de Bélgica).
España asfixia económicamente y premeditadamente a Cataluña y se queda todo el margen de maniobra para su economía no productiva (Bankia, CAM, especulación enloquecida, infraestructuras en ningún lugar, etc.), condenando el dinamismo económico catalán a la asfixia. Además fuerza una deuda odiosa en Cataluña bloqueando sistemáticamente y al mismo tiempo cualquier nuevo ingreso de la Generalidad (euro por receta, tasas judiciales, impuesto sobre los depósitos bancarios).
El CCN pide al Gobierno de la Generalitat que acepte las reglas de la UE y sólo las de la UE. Un objetivo menos exigente que el fijado arbitrariamente por España permitiría a Cataluña reducir el ritmo de ajuste del déficit. Esto implica para el 2013 un déficit del 1,6% en lugar del 0,7% que nos quiere imponer España. Por tanto, en 2013 la Generalitat podría financiar 3.183 M €, lo que nos permitiría no generar más recortes adicionales.

Joan Cabanas
(Cercle Català de Negocis, CCN)

0 comentaris:

Publicar un comentario