jueves, febrero 13, 2014

Las dos preguntas, un mal menor


Existe la sensación de que una consulta con dos preguntas es una consulta con trampa. Los argumentos son bastante claros, entre ellos:
·         La pregunta de Escocia ha sido validada por uno de los Estados más potentes del mundo, el Reino Unido, y de hecho, por la Unión Europea.
- La pregunta escocesa "¿Quiere usted que Escocia se convierta en un Estado independiente?" es clara. No admite debates. Las preguntas catalanas, con resultados ajustados, llevarán a un callejón sin salida de interpretaciones variables.
- Las dos preguntas debilitarán siempre la respuesta del sí y, al ser poco claras, llevarán a una menor participación.
- La primera pregunta catalana es de un tono preocupante, no tiene ningún sentido. La palabra Estado tiene varios significados en derecho internacional: Estado es Baviera, Texas, España o Andorra. No era Estado, por decisión propia, la Libia de Gadafi.
Dicho esto, éste ha sido un mal menor por tres razones:
·         La primera es que se ha conseguido que ICV, formación básicamente unionista, entre en el bloque de los convocantes de la consulta. Esto era vital para debilitar el bloque de los opositores a la consulta. De hecho la pregunta estaba en manos de ICV- EUiA y todo el mundo lo sabía. Los resultados electorales no dejaron otra opción. Se ha querido hacer creer que UDC y tenía un papel decisivo pero no era así. El partido democristiano no tenía ningún peso en las negociaciones ya que su poder está fuertemente limitado por su perfil y por depender, de hecho, de su partido coaligado: CDC.
·         En segundo lugar, la pregunta deja en situación de jaque al PSOE catalán. No hay ningún motivo político para que se oponga si exceptuamos su sometimiento a la Calle Ferraz. Con la doble pregunta el PSOE catalán queda dinamitado y entregado al unionismo radical definitivamente.
·         La tercera razón es definitiva. El Reino de España se opondrá con todas sus fuerzas a que se celebre ninguna consulta. Tiene las armas, el dinero y su legalidad interna a favor. Esta es la siguiente fase de la lucha: si se celebrará el referéndum o no. Y en este sentido la(s) pregunta(s) pasan a segundo lugar. Por eso era tan importante debilitar a quienes se oponen a la consulta. Y por eso el texto de la pregunta, aunque erróneo, no es sustancial. Si España sigue evitando la consulta, el proceso derivará probablemente en una declaración unilateral, y la pregunta sólo servirá para ratificarla.
Jordi Vàzquez
Editor de Help Catalonia

1 comentaris:

  • Xploresound Alonso says:
    13 de febrero de 2014, 16:56

    Estoy contigo en todo menos en la legalidad interna, no existe nada en la constitución que indique que no se pueda hacer el referèndum. Por un lado debido a la firma con los tratados Internacionales se acepta el derecho de los pueblos a la determinación, por otro lado se permite referèndum y su resultado, el problema es que se puede hacer despues con ese resultado ya que como la constitución es un reflejo de la pròpia españa, según esta (constitución), es indivisible, pertenece a la totalidad de los españoles (siempre seran mayoria) y por contra, aceptan el derecho de la autodeterminación de los pueblos.... Es el claro ejemplo de la paradoja de España, incongruència total, seria en versión castiza "la puta i la ramoneta". Somos demòcrates però no puedes votar. Asi, que no importa que la pròpia constitución deje o no hacer un referèndum ni que permita la autodeterminación, el NO de españa es politico y tienen la fuerza y el dinero, la ley ... NO.

    Oscar Alonso

Publicar un comentario