viernes, julio 25, 2014

El tema de la lengua catalana

No soy ningún animal de circo al que un entrenador enseñó a hablar catalán y ahora lo puede mostrar a todo el público para que le aplaudan, lancen peces o cacahuetes. Estoy acostumbrada a participar en la alta cultura, tengo dos carreras de estudios superiores acabadas y así y sólo así quiero participar en la vida social. Me da mucha pena y vergüenza cuando hojeo un periódico y veo un negro o un chino con un gran encabezamiento como: UN CHINO HABLA CATALÁN, aunque conozca tal vez sólo dos palabras. Pero no es el tema de si lo habla o cómo lo habla, pero el hecho de que lo hablara debería ser algo natural y su elección. No habría que hacer de esto un espectáculo.

Sé que en Cataluña el tema de la lengua es más complicado y hay que luchar para que no sea devorado por el castellano y no desaparezca. Pero en lugar de mostrar unos cuantos ¨casos especiales¨, mejor asumir como un hecho habitual que en esta tierra se habla catalán, hacerlo en todas partes y el extranjero que lo hable es porque lo ha aprendido, tal como aprendería inglés si viviera en Inglaterra.

Hablo catalán porque vivo en Cataluña, y no hacen falta más razones. Cuando una persona va a un país no por turismo sino para vivir, es natural que haya de aprender la lengua. Si no quiere, nadie puede obligarla a ello, pero que haga la suya y al menos respete la cultura en la que se encuentra.

Soy una polaca que habla catalán, pero también hablo español, inglés... Es una de las muchas habilidades que he adquirido durante mi vida y espero tener muchas más.


Anita Janczak

0 comentaris:

Publicar un comentario