sábado, septiembre 27, 2014

Quitan la custodia de una niña a una madre, por la elección del catalán



Nadya y su hija de 4 años viven en Ripollet, y una juez de Tenerife considera 

que "no ha demostrado que el idioma no sea ningún problema" para la evolución de la niña. 

Una juez de Tenerife ha retirado la custodia de una niña de 4 años a su madre  porque no ha demostrado que el aprendizaje del catalán "no esté suponiendo  un escollo en su evolución" después de irse a vivir a Ripollet, donde encontró trabajo el año pasado. 

Según publica el diario 'El Punt Avui' la juez consideró que, “debido a la falta de 
entendimiento de los progenitores, lo que hay que preservar es el interés superior del menor”. Además argumenta que "a la marcha de la menor a Barcelona hay que añadir que está en una comunidad autónoma definida por unas características especiales de integración, ya que al hecho de adaptación normal a un cambio de territorio o de costumbres debe añadirse la dificultad de tener que aprender una lengua cooficial al castellano -el catalán- que es la lengua utilizada por gran parte de la sociedad catalana, así como por las escuelas". La sentencia asegura que "tampoco consta acreditado que la menor esté adaptada al idioma y que esta circunstancia no esté suponiendo un escollo en su evolución". 


La madre de la niña ha tachado la sentencia de "discriminatoria y machista", y está preparando un recurso en la Audiencia de Tenerife para que su hija, que "entiende bien las explicaciones en catalán", según el último informe del escuela Los Pinetons, continúe viviendo con ella. Por otra parte, la juez penaliza también que la madre de la niña sea una trabajadora. La sentencia afirma que "la flexibilidad horaria que indica la demandante hace dudar a esta jueza (...) En contrapartida el padre ahora está en paro, por lo que tiene una disponibilidad horaria mayor, así como su pareja".

0 comentaris:

Publicar un comentario