viernes, noviembre 07, 2014

Denuncia ciudadana antes la ONU, el Parlamento europeo, la Comisión Europea, Consejo de Europa y la OSCE

Los abajo firmantes, ciudadanos europeos y catalanes, asumimos como nuestra la denuncia suscrita por los cargos electos del Parlamento de Cataluña, del Parlamento Europeo, de las Cortes Españolas y de los Ayuntamientos de Cataluña, contra el Estado Español ya que éste vulnera el derecho del pueblo catalán a decidir su futuro político y le impide el ejercicio de la democracia mediante cualquier sistema de consulta reconocido internacionalmente.


En este sentido, AFIRMAMOS que:

1.- El pueblo de Cataluña tiene, por razones de legitimidad democrática, carácter de sujeto político y jurídico soberano y, como tal, se reconoce a sí mismo el derecho a decidir su futuro político.

2.- El pueblo catalán, directamente o mediante sus representantes políticos, ha expresado repetidamente su voluntad de decidir su futuro político.

3.- El Parlamento y el Gobierno de Cataluña han seguido todos los pasos necesarios para poder cumplir el mandato democrático de ejercer el derecho a decidir derivado de las elecciones del 25 de noviembre de 2012.

4.- La posición española es contraria a la práctica internacional propia de los países democráticos, cómo Canadá con el Quebec y el Reino Unido con Escocia.

Es por todo esto que ponemos en conocimiento de las Naciones Unidas, El Parlamento Europeo, de la Comisión Europea, del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación a Europa que:

1.- Desde Cataluña se agotaron las vías legales dentro del Estado español para encontrar un acuerdo político que permita celebrar un referéndum o consulta sobre el futuro político de Cataluña, incluida la opción de la independencia.

2.- Existe una ausencia absoluta de voluntad política por parte del Gobierno español para establecer marcos de diálogo y de negociación y constatamos también su negativa permanente a hacer posible el ejercicio del derecho a decidir del pueblo catalán.

3.- La acumulación de dificultades y negativas por parte de las máximas instituciones políticas y judiciales del Estado Español que rechazanconstantemente todas las propuestas que se han hecho desde Cataluña, se agraba con una decidida involución política y democrática, claramente dirigida a debilitar el autogobierno catalán. Esta involución hoy se expresa con total claridad en los aspectos políticos, competenciales, financieros, sociales, culturales y lingüísticos.

4.- Nos sentimos legitimados para emprender todas las actuaciones necesarias, de forma pacífica y democrática, que nos permitan conocer la voluntad mayoritaria del pueblo de Cataluña en relación a su futuro político y, posteriormente, para obrar en consecuencia siguiendo este mandato democrático.

Es por esto que, en aplicación de los principios democráticos que inspiran la Carta Fundacional de las Naciones Unidas y de los sucesivos pactos y tratados internacionales que garantizan los derechos de los pueblos a decidir su futuro político, solicitamos a las Naciones Unidas, al Parlamento Europeo, a la Comisión Europea, al Consejo de Europa y a la OSCE que lleven a cabo las actuaciones necesarias para garantizar que el pueblo catalán pueda decidir democráticamente su futuro político.

0 comentaris:

Publicar un comentario